lunes, 19 de mayo de 2008

La Melancolía


Ayer, mientras escarbaba en un terruño pequeño pero grande a la vez, al ver su interior no pude por menos de comenzar a sentirme melancólico.
Dicen que la melancolía significa algo así como un "humor negro", ya que proviene del griego Mélan (negro) y de colh (bilis). En ese caso sería algo así como estar dominado o completamente lleno de esta negrura deprimente que, como debiera saber, no puede sino traer tristeza y bajo ánimo, enemigos naturales de cualquier observador y agricultor que se precie.
Quizá me atreva a elegir la definición que Enrique Cornelio Agripa de Nettesheim hizo al establecer tres tipos de melancolía, quedándome con el denominado "I" o Melencholia Imaginativa. Esta, al parecer, predomina en los artistas y se caracteriza porque la imaginación domina a la mente-razón.
Creo que deberé sobreponerme a este humor oscuro mediante grandes dosis de alegría y quizás, de todo ello, decida mirar hacia lo alto, arriba, para contemplar un hermoso paisaje donde poder perderme hasta que por sí solo se evapore y pueda decidirme a cultivar y cuidar una nueva tierra que me sea más propicia.
Son las cosas que tiene el campo, que limpias, preparas, cuidas, riegas y esperas con ilusión y luego, la naturaleza, decide si en lugar de uvas te da nueces; claro que estas últimas, las nueces me refiero, son alimento seco y feliz para el cerebro por lo que a lo mejor me compro un par de kilos.