jueves, 16 de abril de 2009

ITACA


Como ahora parece que se está poniendo de moda, debido a un anuncio televisivo, este hermoso poema (curiosa la etimología de Poesía para el que le apetezca investigar) lo incluyo aquí para deleíte de todos.
Para complementarlo, incluyo una imagen de Atenea-Minerva, diosa de la Sabiduría, pero de la divina, la de arriba. Qué le vamos a hacer, es que me gusta mucho esta diosa y debe estar hartita ya de aguantar mis peticiones para que me conceda su don, pero como soy insistente, cosa que alguno puede asegurar indudablemente, seguiré insistiendo. Si lo consigo ya lo haré saber por aquí, o no.

Cuando partas en dirección a Itaca, que tu jornada sea larga, repleta de aventuras, plena de conocimiento.
No temas a Laestrigones ni Cíclopes ni al furioso Poseidón; no los encontrarás durante el camino si no los llevas dentro de tu propia alma y si tu alma no los coloca delante de tus pasos.

Espero que tu camino sea largo. Que sean muchas las mañanas de verano y que el placer de ver los primeros puertos traiga una alegría nunca vista.

Procura visitar los emporios de Fenicia Y recoje lo que allí haya de mejor. Ve a las ciudades de Egipto Y aprende de un pueblo que tiene tanto que enseñar.

No pierdas a Itaca de vista, puesto que llegar allí es tu destino.

Pero no apresures tus pasos; es mejor que la jornada demore muchos años y tu barco solo ancle en la isla cuando tú ya estés enriquecido con lo que conociste en el camino.

No esperes que Itaca te dé más riquezas. Itaca ya te ofreció un hermoso viaje: Sin Itaca, jamás habrías pàrtido. Ella ya te dió todo y nada más puede darte.

Si, al final, tu crees que Itaca es pobre, no pienses que ella te engañó.

Porque tú te hiciste sabio y viviste una vida intensa, Y este es el significado de Itaca.




7 comentarios:

Sahaquiel dijo...

Hortulano: Es un poema precioso. Itaca, se encuentra en el mundo del alma, mundo imaginal al que se accede por el órgano del conocimiento suprasensible, la Imaginatio Vera. Es el viaje impulsado por el anhelo de regresar a nuestra tierra, nuestro origen celeste.
Me recuerda estas palabras de Plotino, tomadas de las Enéadas:

"Huyamos hacia nuestra amada patria"; he aquí la más genuina exhortación que podría hacerse. ¿En qué consiste, pues, esta huida y cómo cumplirla? Haciéndose a la mar como Ulises, quien, al decir de Homero, abandonó a la hechicera Circe o a Calipso -el poeta, me parece habla veladamente-, no consintiendo en permanecer a su lado, aunque el placer llenaba sus ojos y una inmensa belleza sensible lo rodeaba. Nuestra patria, de la que procedimos, está allí y allí también está nuestro padre. ¿En qué consiste, pues, este viaje y esta huida? No necesitas de tus pies para llevarla a término: los pies no hacen sino llevarte siempre de una región a otra de la tierra. Tampoco habrás de procurarte un carro tirado por caballos ni una embarcación que te lleve por el mar. Por el contrario, debes dejar todo esto atrás y no mirar, sino cerrar los ojos y despertar en ti otra manera de mirar diferente de la anterior, una visión que todos poseen pero que pocos ejercitan.

Gracias por actualizar el link. Siempre paso por aquí para leer algunas de esas perlas que siempre compartes, aunque muchas veces en silencio por no disponer de tiempo para hacer algún aporte.

Un abrazo.

El Hortulano dijo...

Sahaquiel, tus visitas son siempre de calidad y eso es algo preferido a la cantidad, como bien sabes, creo que fue Guenon en su obra El Reino de la Cantidad y los Signos de los tiempos donde expresó bien a lo que me refiero.

Efectivamente Itaca y la Cólquida son lugares de retorno, de regreso y más específicamente, lugares a "donde hay que viajar". No olvides nunca que jamás viajamos solos aunque haya etapas que necesiten ser superadas en esa aparente soledad y que la melancolía que percibo sea más la de Durero que la otra, si es que esa otra existe realmente.

También visito tu hogar y asimismo sosegadamente, en silencio.

Veo que compartimos una apreciación especial sobre lo Único y de seguro resultaría, si así lo quieres y admites, muy fructífero dialogar sobre ésto más despacio y sosegadamente. En mi perfil tienes mi email y desde ahí podemos comenzar. Es mi ofrecimiento.

Un abrazo.

Baruk dijo...

...savi com t'has fet, sabras el que volen dir les "Itaques".

De hecho, esa es la frase que aprendí con la letra de la canción.

Para mi, esta última frase del poema es lo que resume el significado y el resultado de la busqueda. Lo importante es el crecimiento que da esa experiencia tras el ideal anhelado... pero cuidadin, la llegada a la meta es anular la posibilidad de seguir experimentando.


Salutis

El Hortulano dijo...

¿Que buscas, el experimentar por sí o el no necesitar esa experimentación?

En un momento determinado alguien me dijo que ya era hora de dejar de buscar y ponerse a encontrar. La trampa sutilísima que supone el placer de sguir buscando es dificilísima a veces, no solamente de romper sino de darse cuenta.

Un abrazo.

Baruk dijo...

Por descontado el no necesitar experimentación, pero eso es imposible en este mundo caído. La vida es una experimentar sin descanso.

Gracias a tu contestación he recordado algo que también me indicaron a mi, y lo he incluido en mi blog de las pinturas con el que llevaba tiempo bloqueada, así que en parte también es tuyo.

Abracitos varios

Miserere mei Domine dijo...

¿Cuántas veces hemos pisado Ítaca esperano un final? ¿Cuantas veces hemos tomado el cayado de nuevo?

Peregrinar es la esencia de nuestra vida e Ítaca siempre es el horizonte al que ansiamos llegar. Una vez allí vemos que aparece un nuevo horizonte lleno de promesas.

Yo no creo que busquemos experimentar... más bien lo que impulsa en el camino es que necesitamos conocer. El saber siempre se aparece ante nosotros como un espléndido y tentador horizonte.

Preciosa entrada. Enhorabuena :)

El Hortulano dijo...

El conocimento de Itaca se experimenta, es decir, se encarna, se vive, es palpable y no una concreción teórica o una idea platónica, simplemente ES.

A eso me refería con experimentar.

Com ves, decimos lo mismo, aunque tu de forma más hermosa.

Un abrazo.