miércoles, 5 de febrero de 2014

Regreso

Hace cinco años que inauguré este blog movido por el Amor que la Arte me producía desde siempre y su proveedor, es decir, Hermes, me aportaba.

A veces, los parones aparentes son absolutamente necesarios, sobre todo cuando uno se somete a lo de Arriba y se deja llevar y arrastra incluso, no sin antes haber mantenido una ardua y feroz lucha contra la propia voluntad.

Hoy regreso ya restablecido de tal retiro y lo hago con un hermoso jardín donde los haya, presidido por una Fuente de Agua Viva que siempre fluye, y que calma toda sed.

Me alegro de estar vivo, de sentir la Vida y de transmitirlo en la medida en que mis pocas luces me lo permiten.

Aquí estoy.



3 comentarios:

Aurora dijo...

Bienvenido a la Vida, ésta nunca nos ha dejado, y bienvenido a ese precioso jardín que nos da el alimento que el alma necesita. Me alegra volver a leerte

Sal Amander dijo...

Gracias, Hortulano, por tu generosidad, y gracias por retornar a este jardín.

Baruk dijo...

Me alegro mucho de tu vuelta.

Un abrazo